La historia tiene más de 20 años pero no es muy conocida pese a tener a dos pesos pesados del fútbol y el espectáculo en Argentina como José Luis Chilavert y Marcelo Tinelli en una época donde VideoMatch hacía 30 puntos de rating casi todos los días y en plena convertibilidad los premios para los concursantes eran sumas elevadas de dinero, viajes, autos 0KM o, como en este caso, departamentos.

En 1996, el arquero paraguayo atravesaba su mejor momento, era el símbolo de Vélez multicampeón y una da las grandes figuras de la liga argentina. Su presencia cotizaba en cualquier programa y fue invitado a participar del juego El Show del Gol donde debía hacer lo que mejor sabía: atajar los penales que el público ejecutaba desde su casa mediante un cañón que disparaba las pelotas a través de los botones del teléfono. Ese día, Chila fue un colador quizá como nunca dentro de un campo de juego pero mucho tiempo después explicó el porqué.

“Según el acuerdo que yo tenía, yo no agarraba ningún dinero de Tinelli y se donaba para fundaciones. En este caso para la DGI (hoy AFIP) el dinero me generaba impuestos que yo tenía que pagar. Eran 18 mil dólares y yo le venía diciendo que lo tenía que pagar él. Estuve así seis meses, nunca lo pagó y los tuve que poner yo de mi bolsillo que no me correspondía”, contó el legendario arquero paraguayo en Tribuna Vélez TV.

“Entonces dije ya que es el último, cinco tiros son cinco departamentos y más o menos son 100 mil dólares. La primera señora, me pedía por favor que su esposo no tenía trabajo. No le podía decir ‘señora quédese tranquila que ya tiene un departamento’. Entonces tiraban con la máquina y hacían goles. En un momento dado, creo que en el tercer gol, Tinelli me dice ‘¿te vas a poner una inmobiliaria?’ y yo le respondo ‘no, faltan dos más’. Obviamente, lo más importante para mí era ayudar a la gente humilde y necesitada que se quedaron con cinco departamentos”, recordó orgulloso.

Pero la historia no quedó ahí: “Lo interesante es que tiempo después en un Mundial, uno de sus colaboradores me preguntó jocosamente si yo me iba a poner una inmobiliaria y le dije ‘no, por suerte cinco personas tienen un lugar donde van a poder vivir tranquilamente gracias a Tinelli”. Como dice el dicho popular Chilavert mató dos pájaros de un tiro porque se cobró la deuda con Tinelli y al mismo tiempo ayudó a gente que lo necesitaba.

 




En esta Nota

  • José Luis Chilavert
  • Marcelo Tinelli

Fuente Perfil