Trabajadores de McDonald’s protestan contra los casos de abuso sexual en la compañía, septiembre de 2018.

Hace una semana, McDonald’s anunció que demandaba por fraude a su ex consejero delegado, Steven Easterbrook. El motivo es que se descubrió  que mantuvo relaciones sexuales con al menos tres empleadas y que mintió a la compañía cuando fue descubierto por una de ellas.

 

Ya en noviembre pasado la firma cesó a Easterbrook por mantener una relación con una empleada. El mismo fue indemmizado por 40 millones de dólares (unos 34 millones de euros al cambio actual). Para intentar evitar que el escándalo pase a mayores, se desistió de investigar a fondo las actuaciones del ejecutivo.

 

Pero las cosas dieron un vuelco hace un mes cuando otro empleado dio la pista de que otras mujeres habían tenido relaciones íntimas con Easterbrook. Se sabe que Easterbrook había mantenido relaciones sexuales con tres empleadas en el último año y una de ellas había recibido una importante cantidad de acciones de la compañía durante su relación con él.

 

“McDonald’s tiene un problema de acoso sexual”, señaló Amanda Harrington, portavoz de la organización Time’s Up. En abril dos empleados a presentaron denuncias de acoso sexual en la cadena de restaurantes, un caso todavía pendiente ante los tribunales.

 

El 10 de agosto, la firma demandó a Easterbrook ante un tribunal en Delaware e informó a la autoridad bursátil de EE UU (SEC, por sus siglas en inglés) sobre la denuncia.

 

Este no es el único caso de denuncia de altos ejectuvios Briant Crutcher, al frente de Texas Instruments, fue despedido cuando solo llevaba siete meses en el cargo por violar el código de conducta de la empresa y Brian Krzanish, ex consejero delegado de Intel, tenía una relación sentimental con una subordinada.

 

Kempczinski expresó: “Ahora sabemos que la conducta de Easterbrook se desvió de nuestros valores de una manera mucho más decisiva de lo que sabíamos cuando abandonó la compañía el año pasado. McDonald’s no tolera comportamientos de ningún empleado que no reflejen nuestros valores”.


Fuente Diario26