Stephen Easterbrook ex CEO de McDonald’s. Foto Blumberg

McDonald’s demandó el lunes a Stephen Easterbrook, el director general que destituyó de su cargo el año pasado, acusándolo de relaciones inapropiadas con empleadas y por destruir evidencia.

 

Easterbrook incluso otorgó acciones restringidas de la empresa, por valor de cientos de miles de dólares, a uno de esos empleados, según la demanda.

 

McDonald’s ahora desea recuperar ese dinero otorgado como compensación a Easterbrook cuando fue destituido.

 

McDonald’s despidió a su CEO en noviembre, luego que éste reconociera haber intercambiado videos y mensajes de texto en una relación consensual, no física, con una empleada.

 

Easterbrook le aseguró a la empresa que no hubo otra relación impropia.

 

En base a la información obtenida en ese entonces, la junta directiva de McDonald’s aprobó un paquete compensatorio para Easterbrook de casi 42 millones de dólares en acciones, de acuerdo con Equilar, una firma especializada en compensaciones ejecutivas. Easterbrook además recibió 26 semanas de pago para un total de 670.000 dólares.

 

En su demanda, McDonald’s dice que en julio se percató de que Easterbrook mantuvo relaciones con otras tres empleadas, antes de la destitución.

 

El lunes la empresa indicó que Easterbrook borró evidencia de esas relaciones -inclusive fotos y videos sexualmente explícitos enviados en las cuentas de email corporativas- lo que impidió a los investigadores descubrirlas antes de su destitución.

 

En una demanda presentada en Delaware, McDonald’s indicó que no hubiera dejado que Easterbrook se fuera sin culpabilidad si hubiera sabido de esas otras relaciones. McDonald’s actualmente está tratando de impedir que Easterbrook venda sus acciones, y además pedirá el pago de compensación.

 

De momento no ha sido posible conseguir la reacción de Easterbrook.


Fuente Diario26