Alberto Fernández y Luana Volnovich. NA

La directora ejecutiva del PAMI Luana Volnovich habló sobre la marcha que se desarrolla esta tarde en el Obelisco y otros puntos del país. “Si alguien convocara a mi mamá a una marcha, lo mato. Yo le diría: ¿jugar con la salud de mi vieja? De ninguna manera”, sostuvo.

 

La marcha es impulsada por la oposición y se realiza 72 horas después del anuncio de una nueva extensión de la cuarentena y a dos semanas del llamado #1A, donde decenas de personas se movilizaron en el Obelisco y algunas plazas del país contra el proyecto de reforma judicial anunciado por Alberto Fernández.

 

Según se dio a conocer, la convocatoria tuvo lugar por redes sociales a participar de una caravana alrededor de los puntos centrales de cada ciudad, no bajarse del auto y llevar la bandera argentina.

 

Al respecto, la funcionaria calificó como “una locura” que se llame a participar de “una instancia que pone en riesgo a otras personas”, en relación al riesgo de contagio de COVID-19. Señaló que “nadie tiene que salir de su casa” y que se deben cumplir medidas de prevención como el distanciamiento social y el uso de tapabocas.

 

De esta manera, Volnovich criticó a la oposición. Se diferenció entre “los funcionarios de PRO y de Cambiemos que tienen responsabilidades de gobierno y que saben que tienen que salvar vidas” de los dirigentes “que están en su casa, en pantuflas” y que “hablan sin información, dicen cosas berretas e intentan hacer política con la desesperación de la gente”.

 

Además, habló de las políticas que tomó el Gobierno para prevenir los contagios de COVID-19 y respaldó el aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto desde el 20 de marzo. Dijo que “nadie estaba preparado” para enfrentar el virus y destacó que el Ejecutivo “tomó la decisión de establecer la cuarentena inmediatamente, mucho antes que muchos otros países, y eso se vio en los datos”.

 

Sostuvo que tomó dimensión de la situación que genera la enfermedad cuando el jefe de bancada del Frente de Todos en Diputados Máximo Kirchner le envió una fotos de los geriátricos en España y le pidió: “Luana, cuidá los geriátricos”. Recordó que 15 a 20 días antes de la cuarentena ordenaron la prohibición de visitas de familiares en estos centros.

 

Detalló que de los cinco millones de afiliados del PAMI 20 mil tienen COVID-19 y dijo que “es muy poco”. En diálogo con FM Milenium destacó que es “un capital de la gente que se cuidó y de los adultos mayores que se quedaron en las casas”. Indicó que en las residencias del PAMI hay 233 muertes, con una tasa de letalidad 17%.

 

Volnovich además cuestionó el sistema de “permisos” que debían gestionar los adultos mayores para poder salir de sus casas al principio de la cuarentena. El programa fue implementado por el gobierno porteño y luego debió darlo de baja, por las fuertes críticas y un fallo judicial adverso.

 

Dijo que “la intención fue buena” planteó que hubo cierta subestimación de que los adultos mayores no podían tomar decisiones con respecto a su propio cuidado”. Consideró que con este plan hubo una “articulación discriminatoria y violenta”. Habló de “viejismo” y lo comparó con el machismo, al considerar que hay “una sociedad que menosprecia y maltrata a los viejos por el hecho de ser viejos”. Dijo que es algo que se debe mejorar y que cree que con el fallido programa “el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta cayó en eso”.


Fuente Diario26