BlackRock uno de los acreedores de Argentina.

En el marco de la negociación con la Argentina, el Grupo Ad Hoc de Tenedores de Bonos Argentinos y el de Tenedores de Bonos de Exchange ratificaron hoy su aval a la propuesta que presentó el país ante la SEC.

 

Ambos grupos -los mayores tenedores de deuda privada- confirmaron su respaldo a la oferta modificada anunciada por el Gobierno argentino. En un comunicado, indicaron que “como inversionistas a largo plazo en Argentina, nuestro objetivo siempre ha sido lograr una reestructuración consensuada que ofrezca la mejor oportunidad para que el país forje un camino sostenible hacia un futuro económico más fuerte y un crecimiento inclusivo en el mundo post-Covid”.

 

El Gobierno argentino espera un amplio respaldo a la última propuesta de renegociación presentada, que involucra bonos por un total de u$s 66.237 millones. “Tras un compromiso constructivo y exitoso con el Gobierno argentino para llegar a un acuerdo para la reestructuración de la deuda pendiente de Argentina, los grupos Ad Hoc y Tenedores de Bonos de Canje confirmamos nuestro apoyo a la oferta modificada anunciada por la República Argentina”, indicaron.

 

Entre los fondos que integran el grupo Ad Hoc se encuentra BlackRock, el más grande del mundo, y el más duro en el marco de las negociaciones con el país. El apoyo de los dos principales grupos de bonistas fue difundido luego de que el Gobierno oficializó la quinta oferta de canje de deuda ante la SEC. El Ministerio de Economía especificó allí los términos y condiciones del canje.

 

La Argentina extendió la fecha para adherir a la propuesta del 24 al 28 de agosto, día en que se dará a conocer el porcentaje de adhesión al canje. A principios de agosto, la Argentina y los representantes de los tres grupos de bonistas llegaron a un acuerdo por la reestructuración. Según el gobierno argentino, el 4 de septiembre próximo será el día de liquidación de la operación. La última oferta de canje de deuda elevó el valor de la propuesta a US$ 54,80 por cada lámina de 100.

 

La norma dispone que “el monto máximo de emisión para el conjunto de las series denominadas en dólares estadounidenses y en euros” comprendido en el canje de deuda “no podrá ser superior al equivalente” de u$s 66.137 millones. El Gobierno aclaró en su última propuesta que reconoce los intereses corridos.

 

Señaló que con la puesta en marcha del canje “se suspendió el pago de la renta correspondiente a los títulos públicos” que vencieron en los últimos meses. Por esa razón, consideró necesario que “la referida operación incluya la emisión de títulos públicos diseñados para efectuar el pago de los vencimientos operados desde el lanzamiento de la operación prevista por el Decreto N° 391/20”.


Fuente Diario26