“No me gustan los comedores comunitarios. La gente debería poder elegir qué comprar y comer en su casa con las tarjetas alimentarias”, sostuvo la ex primera dama.

En declaraciones a Alguien Tiene que Decirlo, el programa que conduce Eduardo Feinmann en Radio Rivadavia, la esposa del ex presidente Eduardo Duhalde afirmó que “tantísimo dinero que se vuelca en los comedores podría ir a las tarjetas alimentarias”.

“Los ministerios que tienen que ver con lo social tienen que trabajar juntos para ahorrar recursos. El tema del hambre es una consecuencia que hay que mirar de todas las aristas”, subrayó la referente peronista.

Fuente Noticias Argentina