Desde el Conicet Tucumán, su director Atilio Castagnaro expresó que están “sumamente abocados a tratar de colaborar de algún modo para encontrar soluciones a fin de encontrar una solución para la problemática que plantea el coronavirus. En estos momentos es prácticamente una problemática excluyente en el pensamiento de las personas que estamos dedicados a la ciencia y la tecnología”.

Sostuvo que la posibilidad de que nuestro país haya sido elegido para producir la vacuna contra el virus, “no sorprende por la alta calidad de los profesionales que cuenta Argentina y aparte vale destacar la habilidad que hubo tanto empresarial como política en generar los nexos para que seamos elegidos y de esa forma se podrá tener una serie de prebendas, y en una primera instancia de van a poder proteger a las personas que están en una situación más vulnerable”.

Hasta poder contar la vacuna contra el coronavirus, durante el primer semestre del año próximo, Castagnaro manifestó que “no podemos dejar de usar el barbijo, mantener el distanciamiento social y el lavado de manos, tenemos que ser extremadamente cuidadoso para evitar el contagio porque los seres humanos somos los portadores del virus, y esa es la única posibilidad que tenemos para no contagiarnos”.

Fuente Los Primeros