Mientras los empresarios que tienen la concesión del servicio de transporte público de pasajeros, reclaman que los poderes concedentes (Legislatura y Concejo Deliberante), atiendan sus estudios de costos para paliar la difícil situación financiera por la que atraviesan, los trabajadores siguen sin poder cobrar sus haberes del mes de julio. Además de acarrear otras viejas deudas como diferencias de los aguinaldos de diciembre de 2019 y junio de 2020.

Sin embargo, los choferes que pertenecen al gremio de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), continúan cumpliendo con su labor, a la espera que la próxima semana se normalice el pago de las deudas salariales.

 

Fuente Los Primeros