Alexéi Navalny

El político ruso Alexéi Navalny se desvaneció a bordo de un avión y quedó internado por causas que se desconocen, aunque desde su entorno denuncian que fue envenenado.

 

El referente opositor iba desde Tomsk hacia Moscú pero se produjo un aterrizaje de emergencia en Omsk, Siberia.

 

Navalny fue trasladado al Hospital de Urgencias Nº 1 de la ciudad siberiana donde fue ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos y permanece en coma, indica este jueves el sitio France24.com.

 

Su vocera y asistente, Kira Yarmysh, dijo que durante el vuelo, Navalni le pidió que le hablara para concentrarse en su voz y le pidió un pañuelo para secarse el sudor.

 

Según dijo la vocera del opositor a la estación de radio Echo Moskvy, “él solo tomó un té negro en un café del aeropuerto.

 

Asumimos que Alexéi fue envenenado con algo mezclado en su té. Fue lo único que bebió en la mañana”.

 

En Omsk, según reporta la agencia Reuters, la información es contradictoria. El representante de Salud de la región dice que hay una amenaza a la vida de Navalny, pero que su condición es estable. La portavoz precisó en su cuenta de Twitter: “Se encuentra en estado grave estable, no es lo mismo”.

 

El abogado Alexéi Navalny es un duro crítico del Kremlin y del presidente Vladimir Putin, y ha sido organizador de protestas y movilizaciones antigubernamentales.

 

A causa de eso fue encarcelado en varias ocasiones, en tanto que en la calle ha sido atacado por simpatizantes del gobierno.

 

El próximo mes habrá elecciones regionales en Rusia y el viaje del opositor a Tomsk hizo parte de una de sus actividades para mostrar apoyo a los candidatos de la región.

 

El año pasado, el opositor sufrió una reacción alérgica y los médicos dijeron que se debió a algún químico, por lo que Navalny supuso que había sido envenenado.


Fuente Diario26