Así lo manifestaron sus abogados ante el Tribunal Oral Federal 4, que el pasado miércoles había fijado el monto de la caución, que inicialmente había establecido en 632 millones.

Sin embargo, el dueño de Austral Construcciones volvió a pedir la domiciliaria sin tener que pagar la caución, ya que afirmó que no tiene dinero para solventar ese requisito: explicó que sus bienes están inmovilizado en cuentas en el extranjero, así como también las propiedades están todas embargadas en las múltiples causas por presunto lavado de dinero que tiene en su contra.

En caso que el TOF 4 se lo niegue, algo probable, la defensa pidió que el planteo sea resuelto por la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, que inicialmente había dicho que estaban excedidos los plazos de la prisión preventiva en función de que Báez lleva detenidos más de cuatro años y medio, cuando la ley no prevé más de tres.

La caución de 386 millones fue establecida luego de que los jueces Javier Carbajo y Mariano Borinsky consideraran errónea la decisión del Tribunal 4 de fijar la caución de 632.500.000 de pesos al hacer la conversión de los 5,5 millones de dólares de Báez en el exterior al dólar MEP y no al oficial como ahora la Casación establece se debió haber hecho.

Fuente Noticias Argentina