ESPECTÁCULO

“Mi mamá nunca se dio cuenta…”: La triste confesión de una expanelista de Beto Casella y actual integrante de C5N

Ocurrió un hecho más que grave en las últimas horas y de la cual hay mucha discusión en estos momentos. Jorge Adrián Cardozo, persona de 30 años que confesó haber abusado a su hija de apenas seis años sin estupor alguno, lo que llevó a la madre de la criatura denunciar a su pareja en la Comisaría de la Mujer y la Familia de la localidad bonaerense de San Isidro. Este tema tomó mucha trascendencia por la correspondiente indignación que generó, a tal punto que una conductora del noticiero de C5N, con pasado como panelista de Beto Casella en «Bendita TV», confesara un triste hecho que afrontó en su vida.

Se trata de Mariela Fernández, quien se encargó de dar a conocer un impactante momento que sufrió. “Yo fui víctima de abuso a mis 10 años y no tuve la posibilidad de ponerlo en palabras, me daba vergüenza. Mi mamá no se dio cuenta. El que lo descubrió la situación fue mi hermano menor. Fue él el que pudo poner en palabras lo que había visto, y fue ahí donde me corrieron de ese lugar. En casa no hubo posibilidad de hacer una denuncia judicial. Simplemente, nos corrimos, se cortó el vínculo con la familia. Pasaba esto tiempo atrás, era de callarse, daba vergüenza. Lo sobrellevamos como pudimos”, manifestó.

Luego, ante la atenta mirada de su co-conductor Claudio Rígoli en lo que es la edición matutina de C5N, esto fue lo que amplió: “Hace pocos años pude ponerlo en palabras en una terapia, pude sobrellevarlo, salir adelante y aún así me cuesta expresarlo. Quiero ponerme en el lugar de esos chiquitos con quienes yo me siento identificada. Porque no hay voz, no hay manera de expresarlo. Necesitamos que los adultos visualicen aquellos que los chicos no pueden poner en palabras», rogó.

Lee también   Cameron Díaz anunció que se convirtió en mamá a los 47 años

La impactante historia de Mariela Fernández

Después, la exintegrante del programa de Canal 9 que lidera Beto Casella continuó: “Me pongo en el lugar de esas víctimas que no tienen voz. Vuelvo a mi caso y perdón que sea autorreferencial, pero si mi hermano no veía ese hecho puntual no sé qué hubiera sucedido. Lo más probable es que el abuso hubiera continuado. Los papás tienen que estar atentos, y mi hermano Esteban es mi gran héroe. Creo que la clave está en animarse a ponerlo en palabras”, sostuvo.

Por último, Mariela Fernández mantuvo fortaleza pese a la emoción que la desbordaba para cerrar el triste capítulo de su vida que vivió con tan solo 10 años de edad. “Mi mamá debe estar re mal en este momento, pero eran otras épocas, no era costumbre darle contención psicológica a los chicos y no la tuve. Pero es muy importante que los chiquitos que sufren de un abuso o una violación estén contenidos desde lo psicológico. Además de la contención familiar que van a necesitar”, sentenció.

Back to top button
Close