Susana Giménez ha cometido más de un desliz en el empleo de las redes sociales. Así y todo, ella misma persiste en administrar sus cuentas virtuales y esta vez volvió a tocar el botón equivocado.

En oportunidades previas, por error subió algún video o imagen, esta vez se le escapó en sus historias de Instagram una foto en la que se la ve sentada en un sillón, sin nada de maquillaje: a cara completamente lavada.

La postal fue rápidamente eliminada. Pero como siempre, algún seguidor estuvo listo para hacer una rápida captura de pantalla.

 

Temas

Fuente MDZOL