Rompiendo con la tradición de bajar el perfil durante la convención del partido opositor, Trump celebró un acto en Old Forge, Pensilvania, en el que se burló de Biden y lo culpó por apoyar las políticas comerciales que, según el mandatario republicano, provocaron la pérdida de empleos.

“Joe Biden no es amigo de Pensilvania”, afirmó Trump en Old Forge, un suburbio de Scranton, la ciudad natal del candidato demócrata, horas antes de que éste acepte formalmente la nominación de su partido a la Presidencia de Estados Unidos, durante la última noche de la convención que se celebra de forma virtual debido a la pandemia del coronavirus.

Trump también intentó asustar a los votantes sobre el futuro de sus inversiones para sus jubilaciones, si Biden es elegido, y se jactó de que los mercados subieron a pesar del coronavirus. Biden “pasó medio siglo en Washington vendiendo nuestro país y destruyendo el empleo y dejando que otros países roben nuestros puestos de trabajo”, dijo Trump.

Concretamente, Trump dijo que si los votantes “quieren una visión de su vida bajo la Presidencia de Joe Biden, imagínense las ruinas humeantes de Minneapolis” y “la violenta anarquía de Portland” -en referencia a las protestas contra el racismo y la brutalidad policial- en todas las ciudades del país. “Solo hay una cosa que se interpone entre su familia y la mafia radical de izquierda”, afirmó Trump y remató: “Y ese es su voto este noviembre”

La visita de Trump a Pensilvania se enmarca dentro de la gira por cuatro estados clave para las elecciones de noviembre que comenzó el lunes pasado, el primer día de la convención demócrata. En esta gira, Trump está haciendo campaña advirtiendo sobre los hipotéticos “fracasos en cuanto a los empleos y la economía” de una eventual presidencia de Biden.

Fuente Noticias Argentina