La influencer y modelo de 31 años, Michelle Salas, se encuentra en las paradisiacas playas de Ibiza, España, disfrutando del verano en el hemisferio norte. La hija de Luis Miguel compartió mucho material en sus redes sociales en las últimas horas.

Michelle se ha posicionado paulatinamente como influencer, una de estos “requisitos” virtuales es la cantidad de material que debe compartir diariamente para mantener entretenido a sus followers.

Hace unas horas, Michelle Salas publicó dos historias de Instagram que cautivaron a sus fanáticos. En estas se puede ver a la blonda luciendo una bikini tejida y sombrero.

Además. La hija de Luis Miguel luce un envidiable bronceado y su habitual cadenita de oro. Junto a la primera storie se ve un sticker de fuego, en tanto que en la segunda utilizó un sticker de frase “Golden Hour”, que en su traducción significa “Hora dorada”.

Por lo pronto Salas sigue disfrutando del sol, la gastronomía y los paisajes de las islas baleares españolas.

Temas

Fuente MDZOL