Si bien uno pudo haber visto a Juan Carlos, Iliana o Aída en su mesa, lo cierto es que Mirtha Legrand hace tiempo que no viene teniendo la mejor de las relaciones con Marina Calabró. El antecedente que generó todo fue en 2014, cuando la última mencionada integró el panel de «Infama» y recibió una dura crítica de la «Chiqui». «Marina es malísima. Habla mal de todo el mundo. Profesora, economista y terminó haciendo chimentos», tiró fulminándola.

A partir de allí, todo estuvo mal entre las resaltadas. De manera reciente, en una entrevista que concedió a Clarín, la comunicadora fue consultada si ante la ausencia de la histórica presentadora le gustaría ir al ciclo que ahora lidera Juana. “Creo que no me invitaría. Me parece que el enojo de Mirtha conmigo tiene que ver más con Juana que con ella. Porque si bien Mirtha marcó cosas que yo dije sobre ella que no le gustaron, me parece que lo que más le dolió de mi parte fueron ciertas críticas profesionales que hice sobre el trabajo de Juana. ¿Qué críticas? Si vos me preguntás por el trabajo de Juana en Edha, es horrible; pero este año, en el programa de Mirtha, es una revelación», manifestó.

Después, Marina Calabró dejó bien en claro si hay chance alguna de que la reconciliación se haga presente entre ella y Mirtha Legrand. «Siento que esa relación con Mirtha no tiene vuelta atrás. De mi parte tiene toda mi admiración y el cariño porque a mí me alcanza con que mi viejo la haya querido como la quiso. Pero yo ya sé que ahí hay algo que… Ella no tiene cariño por mí”, aseveró con sinceridad.

El fuerte cruce de Marina Calabró a Juana Viale

Si bien no sostiene una buena relación con la presentadora de 93 años, la periodista que conduce «Confrontados» inició su programa del martes de Canal 9 con lo que mencionó la actriz acerca de que «Si mi abuela me cede su espacio, yo estoy para ocuparlo». Sobre ello, tomó esta postura: “La frase ‘si mi abuela cede’ me parece recontra fuerte, porque es como que la están empujando al retiro. De acá lo fuerte no es que ella quiera tener un programa o ser la sucesora de Mirtha», lanzó.

Luego, Marina Calabró fue un poco más al hueso a la hora de criticar a Juana Viale ante la posibilidad de que su estrellato como conductora de un ciclo propio dependa exclusivamente del final de carrera de Mirtha Legrand. «Lo fuerte es que está esperando que su abuela le ceda su lugar, o sea que un punto, el sueño del programa propio depende del retiro de la abuela. Eso me parece fuerte”, disparó.