El ex delantero de Racing no se entendió con el belga Romelu Lukaku y el equipo lo terminó sufriendo. El bahiense mostró toda su bronca en el banco de suplentes cuando Antonio Conte lo sacó cuando promediaba la segunda etapa para poner en su lugar al chileno Alexis Sánchez.

Así, el delantero de la Selección sumó una nueva decepción. Pese a haber cerrado una buena temporada con 21 goles y siete asistencias en 48 partidos, todavía no pudo gritar campeón en Europa. Fue semifinalista en la Copa Italia, segundo en la Serie A y, ahora, subcampeón.

¿Seguirá en el Inter en la próxima temporada?

Fuente Noticias Argentina