Los cementerios de Chacarita, Flores y Recoleta permanecían vedados al público desde marzo pasado, cuando se declaró el aislamiento social preventivo y obligatorio por la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con el protocolo a implementar para las visitas, desde el lunes venidero podrán ingresar hasta 2 personas, con una permanencia máxima de 1 hora.

Los visitantes podrán entrar con sus vehículos y deberán dirigirse de forma directa al estacionamiento correspondiente al área a visitar.

Al momento del ingreso al cementerio el personal a cargo de la seguridad tomará la temperatura de cada visitante.

Según se aclaró, es obligatorio el uso de tapabocas y el guardado de distancia social en todo momento, y no están permitidas las visitas turísticas o recreativas.

En el caso de los sepelios, continúa el protocolo actual que establece el ingreso del fallecido acompañado por hasta 5 personas designadas y un ministro del credo religioso que profese la familia.

Los cortejos de acompañamiento de acuerdo al protocolo deben dirigirse en forma directa al sector de inhumación o cremación según sea el caso, y también en estas circunstancias es obligatorio el uso de tapabocas y el cumplimiento de las normas de distanciamiento social.

“Sabemos lo importante que puede ser para muchos vecinos visitar en el cementerio a aquellos seres queridos que ya no están físicamente. Que hoy lo podamos hacer, con el protocolo específico para cuidarnos, es un paso más que puede ayudarnos a atravesar esta situación”, afirmó Felipe Miguel, Jefe del gabinete porteño.

Y agregó: “Nuestro objetivo hoy es que los vecinos, de a poco, vayan recuperando libertades, siempre que las condiciones sanitarias lo permitan”.

Por su parte, el secretario de Atención Ciudadana, Facundo Carrillo, consideró que “esta decisión es un alivio para muchos vecinos que en estos días no pudieron acercarse a visitar a sus seres queridos en los cementerios de la ciudad”.

Fuente Noticias Argentina