Ya pasó más de un año desde que Rocío Oliva y Diego Maradona se separaron después de que estuvieran seis años unidos. Sin embargo, después de estar seis años juntos, el recuerdo de lo que fue su relación sigue latente en lo que son preguntas inevitables de hacer por parte del periodismo. Por eso es común que tanto la rubia como el ex futbolista hablen uno del otro o hagan referencia a lo que fueron sus días juntos.

Nuevamente la que habló y revivió su paso como una de las varias mujeres que el hombre nacido en Villa Fiorito tuvo fue la joven comentarista de partidos de fútbol. En este caso, dentro de lo que fue su charla con «Pampita Online» el viernes, lo cierto es que la exjugadora revivió lo que fue convivir con «Pelusa» en Dubai en la etapa en donde se encargó de dirigir el equipo de la segunda división de Emiratos Árabes Unidos conocido como Al-Fujairah entre 2017 y 2018, aunque también afrontó otros años más porque el campeón del mundo en 1986 supo vivir un gran tiempo en esa zona.

En lo que fueron sus revelaciones, Rocío Oliva comentó de qué manera se entretenía con Diego Maradona en los ratos libres, aunque en el medio hubieron rispideces. “Estábamos como siempre solos. Se iban las empleadas y nos quedábamos solos. Jugábamos al fútbol, al paddle, ya no sabíamos a qué más jugar y había días que no nos queríamos ni ver ya. Pero lo acompañaba (a Diego) al entrenamiento y eso me gustaba. Al compartir esta pasión del fútbol, se me hacía muy fácil el día a día con él”, manifestó.

Rocío Oliva y el recuerdo de su convivencia con Diego Maradona en Dubai

“Fue una linda experiencia. Lo veo como algo positivo. Pude viajar, crecer, vivir otras culturas, nutrir de un montón de cosas, aprender. Aprendés otros idiomas y cómo se maneja la gente en otro país, además de que el tema de la seguridad allá es una cosa excelente, y también me hice amigas”

Por último, Rocío Oliva destacó todo lo que creció y aprendió en cuanto a conocimientos en su travesía con Diego Maradona. “A veces, uno por amor hace esas cosas de acompañar y dejar algunas cosas de lado. Yo siento que lo hice por amor y no me arrepiento tampoco. Aprendí mucho, viví 6 años afuera donde aprendí muchas cosas que quizás acá en la Argentina no las hubiese aprendido. Cosas de cultura, de relacionarte con otras personas, idiomas, viajar, conocer. Así que lo tomo como algo que me nutrió a mí como mujer más que nada”, sentenció..