La doctora Raquel Hermida Leyenda tomó recientemente la causa de Nahir Galarza, la joven que asesinó a Fernando Pastorizzo en Gualeguaychú en 2017, luego de las repercusiones que generó el debate con perspectiva de género impulsado por organizaciones feministas en el que se planteó la necesidad de que se revea la pena de Galarza, la mujer más joven condenada a prisión perpetua en la Argentina.

En diálogo con NA, Hermida Leyenda contó por qué decidió asumir la defensa de Galarza y relató los errores procesales de aquel juicio.

“Yo tomé la causa Nahir porque es falso que todos los seres humanos somos iguales ante la ley. Y la perspectiva de género -que no tiene nada que ver con la violencia- representa el remedio procesal que encontraron las convenciones internacionales para equiparar hombres, mujeres y disidencias. Porque advirtieron que las mujeres no estábamos dentro de los derechos humanos”, explica la doctora.

Y agrega: “Hombres y mujeres en la realidad no es lo mismo. Los hombres tenían derecho a la excarcelación extraordinaria, a esperar el juicio en libertad, a defenderse, mientras que las mujeres sólo podían defenderse a través de la locura”.

Cuando le preguntan por qué decidió asumir ahora la defensa y no antes, Hermida Leyenda contesta: “Cuando empezó el juicio, me comuniqué con la mamá de Nahir y le dije que tenía peritos, psicólogos, psiquiatras, criminalistas y criminólogos especializados en perspectiva de género. Pero los abogados le dijeron que no le iba a servir y junto con el padre sostuvieron que no querían una defensa de feministas zurdas”.

Hermida Leyenda cuenta que Jorge Zonzini, el manager de medios que se encarga de difundir en la prensa las novedades del caso Nahir Galarza, la estaba buscando en ese momento para que tome el caso. “Ante la negativa de la familia, seguí con mis otros casos”.

“Una vez que pasó el juicio, me contactaron varias organizaciones sociales y yo les decía: ‘No nos quieren, no quieren feministas, no quieren zurdas’”, enfatiza Hermida Leyenda.

Los errores procesales

Recientemente salió a la luz un video de Nahir Galarza en 2014 declarando en la comisaría tras denunciar haber sufrido un abuso, en el que habría estado involucrado Pastorizzo. Ese hecho sucedió años antes del asesinato de Pastorizzo, y la defensa presentó aquella denuncia como prueba pero, según indica Hermida Leyenda, la misma no fue tratada en el juicio.

“El video de la denuncia de abuso de Nahir sí se presentó en el juicio, era la prueba número 88. La defensa lo presentó pero no se trató. Pero sí querían mostrar en el juicio un video de ella haciendo un striptease”, pone en contraste la doctora.

“La aparición del video seis años después, certifica una irregularidad procesal que es no haberlo analizado dentro del juicio”, subraya.

Con respecto al hecho de que Pastorizzo podría haber estado involucrado en aquel hecho, Hermida Leyenda sostiene: “Nunca se estableció realmente si Fernando Pastorizzo estuvo o no en el colegio. En el momento que ocurrió el hecho, en el 2014, se certifica por medio de sus compañeros que ese día Pastorizzo no había ido al colegio, pero el colegio en sí mismo pareciera que no dio información. Hubo ocultamiento de pruebas”.

Sobre cómo vivió Nahir Galarza la aparición de ese video desde la cárcel, Hermida Leyenda dice: “En un primer momento lo vivió muy mal porque removió todo ese día donde se sintió lastimada, sucia, dolorida, durante días, donde no sabe que pasó porque la drogaron”.

Respecto a la personalidad de Galaza, la doctora explica: “Nahir es una persona que desde el punto de vista intelectual tiene la edad que tiene pero desde el punto de vista afectivo, como todas las víctimas de abuso, la afectó emocionalmente. Cuando vos hablás con ella, hablás con una chica mucho más chica que la edad que tiene. Emocionalmente es muy adolescente y hasta peca de infantil. El abuso sexual la dejó sin un crecimiento de madurez”.

Y agrega: “Es inteligente y capaz, estudia psicología, quiere seguir estudiando, pero esa temática del abuso hizo una interrupción de tipo afectiva. Y respecto a por qué no lo dijo en el juicio, ella me dijo: “Si no me creyeron antes, por qué me van a creer ahora”.

Hermida Leyenda cuenta que más allá de que la aparición del video afectó a Nahir, el resultado es positivo “porque hoy se mira diferente a la justicia de Entre Ríos, que evidentemente no investiga”.

“Nahir está esperanzada con este cambio de defensa y con que esta vez puedan oírla, y de poder hablar con una mujer por primera vez en su vida, con una imagen fuerte e independiente. No conoce mujeres así”, subraya, y agrega: “El abogado anterior carecía de perspectiva de género”.

Sobre la situación de Galarza en la cárcel, Hermida Leyenda dice: “En la unidad penitenciaria está como todos los detenidos, bastante aislada por el tema del coronavirus, con todos los protocolos”.

Sobre cómo llevará a cabo la defensa, Hermida Leyenda detalló: “Yo no tengo contacto con la familia de Nahir apropósito, porque quiero mantener solamente dos visiones, el expediente y la palabra de Nahir. Yo no voy a pedir a gritos una absolución si no corresponde. Voy a pedirlo de la manera fundada y más técnica posible”.

“Que no sorprenda que aparezcan pruebas a las que no les dieron bola, como testimoniales o estas cosas que no se publicaron. Y cada una de ellas las voy a publicar, las voy a denunciar y las voy a anotar para la Corte Suprema de Justicia. Estamos juntando pruebas”, advierte la doctora.

Y cierra: “Nahir estuvo condenada desde el momento de la detención y el juicio simplemente fue una farsa y una formalidad para materializar la condena. Además el juicio no fue llevado contra Nahir, fue llevado contra su padre, que no es un tipo querido en Gualeguaychú. Es un policía, en de narcotráfico. Cuando Nahir estaba sentada en el banquillo, estaban juzgando a Galarza. Nadie podía meterse en ese tema”.

Fuente Noticias Argentina