SOCIEDAD

Tragedia en Perú: 13 muertos por asfixia en una discoteca de Lima

Tragedia en un boliche de la capital peruana. 

En plena pandemia y con una cantidad de fallecidos muy alta, en Los Olivos, uno de los distritos de Lima en Perú, al menos 13 personas murieron asfixiadas en una discoteca.

 

El incidente ocurrió en el marco de operativo policial en una discoteca previo a toque de queda en el país decretado por la crisis sanitaria. La Policía fue alertada de que unas 120 personas participaban en una fiesta convocada a través de las redes sociales en el local Thomas Restobar, violando la norma que prohíbe reuniones grupales en Perú debido al estado de emergencia, y al llegar al lugar y montar un operativo se desencadenó la tragedia.

 

Al ingresar los oficiales la gente que estaba reunida allí intentó escapar por una puerta trasera que daba a la calle. Pero debido a la aglomeración no pudieron abrir la estructura y así se generó el tumulto y la asfixia entre ellos. “Las personas que estaban en el segundo piso y las escaleras daban justo a la calle, al finalizar las escaleras había una puerta metálica que abría para adentro, entonces las personas se pusieron nerviosas, algunos empezaron a salir pero se cerró la puerta. Por desesperación se quedaron atrapados, también nuestro capitán con dos policías más“, declaró el general Orlando Velasco Mujica, comandante de la Policía.

 

Asimismo el agente indicó que tras conseguir abrir la puerta con ayuda de sogas, intentaron dar los primeros auxilios a las personas que estaban aplastadas unas detrás de las otras. Las 13 víctimas fatales, 11 hombres y 2 mujeres, todos jóvenes, murieron camino al hospital, salvo una que falleció durante el rescate en el lugar. Las edades de las víctimas oscilan entre los 20 y 30 años.

Lee también   El médico infectólogo Fernando Polack dio positivo en coronavirus por segunda vez

 

Desde la fuerza de seguridad además insistieron en que durante el operativo no se empleó ningún tipo de arma o bomba lacrimógena. Sin embargo algunos participantes de la fiesta y vecinos refutaron la versión.

 

 

La ministra de la Mujer, Rosario Sasieta, que se desplazó a la discoteca, se mostró indignada por lo ocurrido en pleno estado de emergencia sanitario. “Nunca debió ocurrir, estamos en pandemia, en emergencia sanitaria. Pido la máxima sanción a los dueños de la discoteca, son prácticamente responsables”, afirmó.

 

El toque de queda nocturno rige en todo Perú desde las 22 del sábado hasta las 4 del lunes, incluida toda la jornada dominical. El gobierno prohibió las reuniones sociales para frenar la propagación del coronavirus, que ya dejó 27.453 muertos y más de 585.000 enfermos desde el primer contagio en marzo.

 

Con 33 millones de habitantes, Perú es el tercer país más afectado por la pandemia en América Latina en decesos después de Brasil y México, y es el segundo en número de contagios detrás del gigante sudamericano.


Fuente Diario26

Back to top button
Close