Durante el fin de semana se conoció la triste historia de un padre que no pudo ingresar a Córdoba para darle el abrazo de despedida a su hija que finalmente murió de cáncer, porque no cumplía con las condiciones sanitarias impuestas por la pandemia de coronavirus. Acá en Tucumán, Hernán Gordillo denunció que el Comité Operativo de Emergencia (COE) de Tucumán nunca respondió a su pedido y su padre, falleció solo en una clínica de Moreno, en Buenos Aires.

“A comienzo de mes solicité al COE con carácter de urgente permiso para traer a mi papá a Tucumán, pero pasaron más de 14 días sin respuestas y lamentablemente falleció sin poder hacer nada”, afirmó Gordillo a Los Primeros. “Ahora quisiera saber qué pasó, porque nunca me respondieron el mail. El cuerpo de mi padre tuvo que ser sepultado allá y por protocolo por 8 años no se lo puede traer a la provincia”, agregó.

Hernán explicó que su padre vivía solo en Buenos Aires y antes de la pandemia debía operarse de apendicitis, pero por la burocracia del PAMI la cirugía se demoró y estando internado en una clínica de Moreno, contrajo coronavirus asintomático. Estuvo cerca de un mes en esa condición por lo que desde Tucumán, donde vive Hernán y su hermana, comenzaron ante el COE los trámites para poder traerlo y de esa manera, ocuparse de sus cuidados y de la operación que debía someterse. Pero el tiempo pasó, el COE nunca les respondió la solicitud y la salud de su padre se deterioró al punto de fallecer.

“Queríamos que nos autorizaran ingresar a la provincia, hasta la ciudad de Aguilares, donde tenemos una casa y mi hermana se ocuparía de sus cuidados, pero no entiendo porqué el COE nunca nos respondió y mi papá se murió solo, lejos nuestro”, lamentó al borde del llanto Hernán Gordillo.

Fuente Los Primeros