Después de las 15.00 de este lunes, un menor de 17 años fue ingresado sin vida al policlínico San José y de inmediato se dio parte a la policía.

Al intervenir los efectivos de la Jefatura de la Zona II de la Unidad Regional Norte, entrevistan a los familiares de la víctima, quienes declararon que se encontraba en un domicilio de la avenida Perón al 200 realizando tareas de albañilería, tocó un cable con energía y perdió la vida casi en forma instantánea tras recibir una descarga.