“La extraño muchísimo, con toda mi alma. Mi mamá vive en mi casa, conmigo, la veo todos los días, la verdad que vivo para mi madre y estoy feliz y orgullosa de vivir para ella”, relató Gladys, que cuando decidió sumarse a “Cantando 2020” contó que le preocupaba instalarse durante varios meses en Buenos Aires, ya que debía dejar a Adela en Tucumán.

Y explicó que aunque tiene hermanos que están muy presentes en el cuidado de Adela, quiso llevársela a vivir a su hogar para ocuparse de todo lo que necesita. “Decidí yo llevármela a mi casa, y desde que mi mamá se enfermó yo dejé de vivir. Soy grande, acabo de cumplir 55 años, y hace 8 años que yo se los dediqué en vida a mi madre, dejé de vivir yo y hasta dejé de vivir para mi hijo, que son las dos razones de mi respirar en este mundo”, explicó mientras seguía llorando.

Además, La Bomba contó cómo acompaña a su madre en su enfermedad. “Mi mamá era un toro y de repente se enfermó un día, la internaron. Despúés de ahí ya salió mal: se olvidaba de las cosas, salió enferma. No la estoy viendo todos los días, le hago por ahí videollamadas, hasta que se da cuenta que soy yo en las videollamadas y a mí me cuesta un montón”, reveló. Y cerró: “Le di todo porque se merece todo y todo lo bueno que puedo tener es gracias a ella. Gracias a Dios que la tengo, lo que pasa es que la extraño muchísimo”.

Fuente Noticias Argentina