Sorprendido por el planteo, Lizardo se defendió: “Porque me divertía venir acá también. Animarme al desafío, sacarme la timidez. Hasta donde pueda, voy a estar”. Acto seguido, Mediavilla elogió el trabajo de Lucía, pero le siguió dando duro al influencer. “Estuviste cerca de la nota. Algunas veces la encontrabas, otras no. Hay profesionales que cantan peor que vos. No fue una cosa dramática, pero fue una muestra de que no sos cantante. Podría haber sido mucho mejor y también mucho peor”, dijo con dureza.

Y remató: “No quiero perder mucho el tiempo. No sé si es tan divertido el desafío de no cantar y anotarte en un concurso de canto”. Ante la insistencia del planteo del jurado, Ponce siguió fiel en su postura: “Me convocaron, es trabajo y dentro de todo la estoy pasando bien. Lamento que a la gente no le divierta”. Pero sus argumentos no terminaron de convencer a Mediavilla, quien terminó puntuándolo con un 3 y cerró: “Mientras no haya gente esperándote en la puerta porque no le gustó como cantaste, dale para adelante”.

Cabe señalar que, tras la confirmación de la salida de Pepe Cibrián del certamen, Jorge Rial y el panel de “Intrusos” aseguraron que, más allá de los problemas personales que está atravesando el director teatral, no se trató de una renuncia, sino de un despido. ¿Los motivos? Querían que dejara de ser tan benévolo en sus devoluciones y empezara a generar peleas mediáticas con los participantes, pero Pepe no se hallaba en ese personaje. Y en solo dos galas, Mediavilla está cumpliendo las expectativas de la producción, ya que no solo es duro a la hora de puntuar, sino que crea climas de tensión con las figuras del concurso.

Lizardo Ponce recibió una lapidaria devolución de Oscar Mediavilla

Fuente Noticias Argentina