La decisión de que Heim, a cargo de la Procuración de Violencia Institucional (Procuvin), y de Azzolín será “en forma conjunta o alternada” y tiene que ver dotar de mayores recursos a una investigación que se presenta como compleja.La intervención de Heim y Azzolín no implica ningún cuestionamiento a la actuación de Martínez.

Mientras tanto una productora ganadera dijo haber llevado a Facundo Astudillo Castro el 30 de abril pasado, la última vez que fue visto, asegura “estar cien por ciento segura” que era él.

En las últimas horas se conoció en la prensa el testimonio de esta mujer que afirmó haber levantado al joven que actualmente tendría 23 años en la ruta, después que fuera inteceptado e infraccionado por policías por violar la cuarentena en el pueblo de Teniente Origone.

Dijo que cuando al pasar por al lado de un patrullero luego de salir de su campo con su camioneta Honda vio un “nene” haciendo dedo, el que resultó ser Facundo, un joven de baja estatura. A las 15:35 levantó a Facundo, para llevarlo a la ciudad de Bahía Blanca, pero el muchacho le dijo que lo dejara antes de llegar a la ciudad,.

En el viaje, le mostró que tenía unas pocas galletitas y le ofreció un paquete que tenía ella con cereal. “Me dijo que tenía 21 años y que se iba a bajar en las vías porque iba a Cerri a ver a un amigo”, describió la testigo según lo publicado por el portal bahiense La Brújula 24.

“Abrió una mochila oscura, que llevaba sobre su falda, y me dijo: ¡Mirá esto es lo único que tengo para comer! Y me mostró un paquete con apenas dos o tres galletitas. Yo le conteste: ´Puedo colaborarte con esto… y le di un paquete de otras galletitas que yo tenía. Unas que vienen con semillas. Yo compro siempre esas”, relató.

“Durante el tiempo que estuve con él, que fue poco más de 10 minutos, le recordé que estábamos en cuarentena… Él me respondió que no quería volver a su casa. Fue muy contundente en esa respuesta, como que estaba muy convencido de lo que estaba haciendo. Estaba como escapando”, agregó.

La mujer dijo haber dejado al joven a unos 15 kilómetros del lugar en el que el pasado 15 de agosto fue encontrado un cuerpo esquelético cuya identidad por el momento no se había determinado. El testimonio es respaldado por los reportes policiales y por un control fitosanitario que registra el paso de su camioneta, y podría ser tomado como prueba que exculpa a los policías de Teniente Origone y Mayor Buratovich de ser responsables de una desaparición forzada del joven o de apremios ilegales.

“Sentía la necesidad de declarar porque podría haber sido la última persona que lo vio”…”Estoy segura 100% de que era Facundo Astudillo”, expresó y también afirmó: “Me molestan mucho las mentiras que se están diciendo. Me jode que digan tantas barbaridades por televisión. Yo no quiero a los milicos, no me gustan nada pero esta era una información que se tenía que conocer y debía llegar a la mamá. No hubiese podido vivir tranquila si no contaba lo que sabía”.

Fuente Noticias Argentina