La decisión se tomó la semana pasado, luego la reunión que mantuvo el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, con el presidente Alberto Fernández y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

Según supo NA, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires autorizó la apertura de alrededor de 1800 restos y bares para recibir clientes en mesas, siempre y cuando estén al aire libre y con un máximo de cuatro personas casa una.

Además, desde hoy en la Ciudad también están permitidas las reuniones sociales de hasta 10 personas al aire libre, luego de que el gobierno porteño aceptara la decisión del presidente Alberto Fernández de permitirlo. En la provincia esos encuentros continúan prohibidos.

Fuente Noticias Argentina