“En el origen de nuestra lucha está el deseo de todas las libertades”, decía en abril de este año Cigliutti, quien supo, según la CHA, “entregar su vida a la defensa y reconocimiento de los derechos de las personas LGBTIQ+ en Argentina, su incansable lucha lo llevó a convertirse en un referente del movimiento LGBTIQ+ de nuestro país, la región y el mundo”.

En 2003 logró unirse civilmente con su pareja y también activista, Marcelo Suntheim, luego de una larga batalla legal que culminó con la aprobación de la primera Ley de Unión Civil para parejas de mismo sexo en América latina.

También dio su apoyo, años más tarde, a la Ley de Matrimonio Igualitario tramitada y aprobada por el Congreso de la Nación Argentina. Otros hitos en su historia de militancia en la CHA han sido la obtención del reconocimiento de la pensión por fallecimiento para las parejas del mismo sexo y el reconocimiento de la identidad de género en el DNI de Tania Luna.

Lee también   Alejandra Maglietti, una de las famosas argentinas con más seguidores en las redes sociales

En su larga trayectoria, fue el pilar fundamental de campañas como Stop-Sida que ha impactado en los servicios de salud de la ciudad de Buenos Aires y ha recibido el apoyo de la OPS, el Fondo Global, el Ministerio de Salud de la Nación. Cigliutti realizó numerosas presentaciones y ha colaborado con publicaciones sobre de discriminación, HIV, adopción de parejas homosexuales y Derechos humanos. A través de la CHA contribuyó en la obtención de una Ley de Identidad de género en la Argentina.

“Desde la CHA renovamos nuestro compromiso para dar continuidad al invaluable legado que representa para nuestro movimiento, nuestra comunidad y la democracia en Argentina. Te fuiste en paz y con todo nuestro amor. Hasta siempre amigo y compañero”, tuitearon desde la cuenta oficial de la organización.

La red Cienporcientodiversidad lo despidió así: “César entregó su vida a la lucha y al compromiso con los lazos humanos de solidaridad, amistad, hermandad. Hizo de nuestras identidades una bandera que nos hiciera superar la vergüenza que nos quisieron imponer, defendió el orgullo de lo que cada unx es”.

“Pionero en el activismo por la diversidad, generoso como pocos, hasta antes de partir participó de actividades solidarias durante la pandemia, ayudando a migrantes y población lgtbiq+ en situaciones de vulnerabilidad”, expresaron.

“Su legado es el orgullo que llevamos como bandera. Nuestro amigo, hermano, compañero generoso se va cumpliendo su objetivo. Pronto se va a encontrar con lxs queridxs Carlos Jáuregui, Lohana Berkins, Diana Sacayan, y con todos lxs activistas que nos van a seguir guiando en la lucha”, agregaron con dolor.

Fuente Noticias Argentina