La mesa de Juana Viale, en eltrece, se convirtió en un lugar de confesiones de los famosos y de los políticos. La que esta vez dijo lo suyo fue Sol Pérez, quien aseguró que volvió a estudiar abogacía con algo de bronca, ya cansada que muchos le digan que no está recibida en derecho.

“Me anoté de nuevo para terminar y justo rendí el primer parcial antes de venir y me saqué 9. En realidad siempre me quedó la idea de que no pude terminar por el trabajo y cuando empecé a hacer la conducción en el Canal 26”, afirmó Sol después de que Gabriel Olivieri le diera el pie.

“Todo esto no en el inicio pero sí cuando se realizaron otras incorporaciones, se me empezó a cuestionar por qué estaba”, relató la rubia modelo y conductora, que tiene un picante ida y vuelta con Romina Malaspina, la otra conductora del canal de cable.

“Lo hago porque yo quería terminar la carrera pero también me da la tranquilidad de decir ‘yo también tengo un título si es lo que vos necesitás’. Cuántos conductores hay que no terminaron siquiera el secundario; y no se les pregunta a los hombres pero a la mujer se la cuestiona por todo”, terminó Sol.

 

sol perez abogada 2 758x496 1

 

“Cuántos conductores hay que no terminaron siquiera el secundario; y no se les pregunta a los hombres pero a la mujer se la cuestiona por todo”, dijo Sol.

 

Eso le dio paso a Juana a volver al tema de la semana pasada, cuando aclaró que ella había terminado el colegio secundario en un colegio de la Universidad de Buenos Aires.

“Siempre estatal, para que no digan cualquier cosa. Les quiero hacer una aclaración a todos los que estuvieron hablando, comentando y denostándome. Yo jamás tuve la intención de decir nada malo de la UBA, que es un orgullo para nosotros como argentinos poder tener una educación pública y gratuita”, dijo el último fin de semana.

 

sol perez abogada 1

 

 

“La Universidad de Buenos Aires es reconocida mundialmente, está dentro de las 100 mejores del mundo. No solo eso, también nuestra educación primaria y secundaria de toda la República Argentina. Así que mis mayores respetos a todos los que son profesores de la Universidad de Buenos Aires. Y si dije algo que ofendió, u ofendí a alguien, pido disculpas porque soy humana y también me puedo equivocar, pero yo jamás quise hablar mal de la educación pública”, aseguró.

Y terminó: “Yo soy Bachiller solamente. Sí. Algunos dijeron que solo tengo los estudios secundarios y es así, y es de una escuela pública”.