Además de las medidas que lanzaría el presidente Alberto Fernández, el Gobierno se encuentra en plena negociación con los sectores automotriz y energético, para que vuelvan a los niveles de producción de antes de la pandemia, que serían anunciadas en una segunda etapa.

Según pudo saber la agencia NA de fuentes oficiales, el paquete de medidas para reactivar el mercado interno incluye facilitar créditos al consumo a tasas accesibles y la implementación a través del “Ahora 12” de planes más largos, de hasta 36 cuotas.

Se busca incentivar la demanda de electrodomésticos y línea blanca, que se reactivó con la pandemia, porque la gente busca refugio en ese sector para invertir ahorros, en previsión de una posible disparada de precios.

En materia de precios también se busca acordar un plan de precios cuidados para los insumos de la construcción para aprovechar la importante repercusión que tuvo el lanzamiento del plan Procrear.

Se anunciarían medidas de estímulo al turismo y al sector de la gastronomía, los dos sectores que enfrentaran mayores restricciones y crisis de venta, debido a la emergencia sanitaria.

Para el sector industrial se buscaría “federalizar” el despegue de la industria, como créditos a tasa subsidiadas para capital de trabajo, un programa para incentivar inversiones, y un plan exportador con agregado de valor.

También beneficios impositivos para las empresas que creen nuevos empleos.

En la UIA se espera que el Gobierno implemente una desgravación de aportes patronales según las características regionales para impulsar las economías provinciales, aunque el esquema aún no fue definido pero estaría entre el plan de 60 medidas que presentaría el presidente.

También se ratificaría la continuación hasta fin de año del Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP) para los sectores más castigados por la crisis.

Hay negociaciones con el sector de la industria automotriz, en la que se analizan incentivos fiscales a la exportación y la forma de liberar las miles de unidades bloqueadas en el puerto por la restricción de dólares, conjuntamente con créditos que faciliten la compra de unidades en el país, para reactivar el sector.

El Gobierno analiza también un plan de incentivos a la producción de gas, para que no falte el suministro en el invierno próximo; definir qué se hará con el “barril criollo” que vence en estos días, y arreglar una actualización para el precio de los biocombustibles, congelados desde diciembre pasado.

Fuente Noticias Argentina