Así lo señaló el Índice de Expectativas Industriales (IEI) de agosto elaborado por el Instituto de Economía de la Universidad Argentina de la Empresa (UADE), que describe las perspectivas para los próximos tres meses.

El indicador presentó un valor de 47,1 en agosto, el cual representa una caída con respecto de julio cuando estuvo en 48,7 puntos, ambos niveles por debajo de 50 que es la línea que separa a las perspectivas de contracción de las de expansión.

“Esta caída se debe a una leve reducción de expectativas positivas. Dicha disminución en el optimismo se traslada a perspectivas de que la situación se mantendrá sin cambios”, dice el informe de la UADE.

Las expectativas industriales se mantienen en el área de contracción desde mayo de 2018 debido al fuerte impacto que tuvo en la actividad económica argentina el desembarco de la pandemia de Covid-19.

Fuente Noticias Argentina