Desde su primer encuentro en “Cantando 2020”, quedó claro que no hay química entre Oscar Mediavilla y Lizardo Ponce. Y en la primera gala del cuarteto, el jurado volvió a referirse a la performance del influencer irónicamente. “No quiero ser irrespetuoso, pero te lo tengo que decir: pareciera que estuvieras cantando en broma. Sé que le estás poniendo mucho empeño. Hay que trabajar mucho, hay magos que pueden ayudarlo”, lo chicaneó el productor musical.

Y visiblemente molesto, el panelista de “Confrontados” se defendió: “¿Cómo magos? No creo que eso pase. Si me vas a dar una devolución, te pido un poco más de seriedad. Hay un trabajo, no vengo a hacerlo en broma y ya me hiciste un chiste con la afinación. Estaría bueno que el trabajo que estoy haciendo se respete”.

Frente al fastidio del influencer, Mediavilla dejó las ironías para ir directo al hueso. “Te lo digo más técnico sin ningún chiste: no cantaste bien y tenés serios problemas de afinación que hay que corregir. Los coaches van a tener que esforzarse muchísimo para que este chico pueda afinar y tener una performance respetable”, manifestó el jurado y le pidió a Ponce que no se enojara

Pero Lucía Villar, la compañera de Lizardo, también se expresó en contra de las devoluciones de Oscar y señaló que le gustaría que fueran más técnicas y menos graciosas. “No te preocupes que no va a haber más humor. Yo te prometo que cada vez que te pares ahí yo voy a ser muy serio y te voy a dar una respuesta totalmente sincera y profesional”, expresó el productor y aseguró que recurrió al humor para alivianar las críticas. Habrá que ver cómo será el reencuentro en el próximo ritmo.

Fuente Noticias Argentina