El quiebre de la tendencia negativa iniciada en noviembre de 2019 fue destacada por el Centro de Economía Política Argentina (CEPA), en un análisis que, no obstante, advierte que el cambio obedeció a una circunstancia excepcional, como fue la suba interanual del 685,1% en la recaudación del impuesto sobre los Bienes Personales, por la presentación de las declaraciones juradas y el pago de vencimientos, además del aumento de las alícuotas.

Ese aumento tuvo una incidencia superior a la que impulsaron en el sentido contrario las caídas reales (es decir, deducida la inflación acumulada en los últimos doce meses) en las transferencias a los 24 distritos de la recaudación de IVA (-18,7%) y Ganancias (-2,4%), los principales ingresos tributarios nacionales, ambos coparticipables a diferencia de los derechos de exportación, al cheque y el PAIS.

De todos modos, más allá del carácter excepcional del incremento real, la noticia es un alivio para las administraciones de los 24 distritos subnacionales, que en 12 de los 15 meses previos tuvieron descensos interanuales en los recursos que percibieron por Coparticipación.

Esa caída, si bien se arrastra desde hace más de un año y ocurre a pesar del reintegro gradual de 3 puntos porcentuales de la masa coparticipable, se agravó con mucha intensidad con “el advenimiento de la pandemia” que “significó un fuerte ‘parate’ en la actividad”, señaló CEPA.

image.png

0000837838

“En estas circunstancias, la recaudación de los niveles nacionales, provinciales y municipales se ha visto sensiblemente afectada, tanto por la reducción del monto de impuestos y tasas derivado de la inactividad, como por el atraso en el pago”, agregó.

Si bien la caída es generalizada, la situación no es similar para todas las jurisdicciones, ya que salvo Buenos Aires, Neuquén y CABA, el resto de las provincias depende en mayor medida de las transferencias nacionales que de los recursos propios, aunque con diferencias en las proporciones.

Tanto es así que mientras para CABA los recursos de Coparticipación representaron en 2019 el 26,7% del total administrado por Horacio Rodríguez Larreta, para Gildo Insfrán en Formosa significaron el 93,4%.

image.png

0000837849

En el análisis general, CEPA destacó que “agosto muestra un retorno a niveles previos a la pandemia”, que en una primera parte mostraba un derrotero en la recaudación “que es sostenido y empeora: -11,4% en marzo, -17,9% en abril, -25,8% en mayo”.

Dentro de lo negativo, junio y julio mostraron “una marcada desaceleración de esa caída” con -11,6% y 14,1%, respectivamente.

“Al considerar la situación provincia por provincia, es posible distinguir que la pérdida en términos reales de las transferencias por Coparticipación tiene en sus extremos a CABA, con una caída de 5,1% y Buenos Aires, que recupera 4,7%, en un escenario donde la mayoría de las provincias le ganan a la recaudación del año anterior nominalmente”, añadió.

Fuente Noticias Argentina