El delantero del Lyon francés sería una petición expresa de Ronald Koeman y llegaría al Barça por 25 millones de euros, y de esta manera se diluye la posibilidad de que el argentino Lautaro Martínez se sume para jugar con Lionel Messi.

El día que Messi anunció que seguirá en el Barcelona, el club catalán habría cerrado la contratación de otro futbolista ofensivo, que no triunfó en el Manchester United pero que lleva años brillando y metiendo goles en Francia y con la selección holandesa.

Koeman, que lo conoce bien, incrementará un espectacular arsenal ofensivo con la llegada de Depay.

Depay se uniría a un ataque formado por Messi, Ansu, Griezmann, Dembélé, Trincao, Coutinho y Braithwaite.

En tanto, el uruguayo Suárez tiene un acuerdo cerrado con el club de Turín para jugar allí las dos próximas temporadas con otra opcional y por las que cobraría una cantidad de 10 millones de euros netos, una cifra inferior a lo que percibía en el Barcelona.

Fuente Noticias Argentina