Hamilton dominaba, como en la mayoría de las anteriores siete fechas, a su merced la competencia, hasta que el caos se adueño de la competencia y los comisarios decidieron sacar la bandera roja, con una penalización que lo enviaron al final de la grilla, para luego llegar en el séptimo puesto.

Así, Gasly, en un día inolvidable y en una carrera espectacular, consiguió a los 24 años con su Alpha Tauri la primera victoria de su historia en la Fórmula 1.

El asedio del español Carlos Sainz (McLaren), que llegó segundo, no fue problema para Gasly que aguantó y se subió al podio, completado por el canadiense Lance Stroll (Racing Point).

Por detrás, Lando Norris (McLaren) llegó en el cuarto lugar, el finlandés Valtteri Bottas (Mercedes) quinto, el australiano Daniel Ricciardo (Renault) sexto y Hamilton ha completado una increíble remontada para ser séptimo y al menos sumar puntos para seguir dominando la tabla de posiciones, donde se encamina a su séptima corona e igualar a Michael Schumacher como el más ganador.

El resto de las unidades fueron para el francés Esteban Occon (Renault), el ruso Daniil Kvyat (Alpha Tauri) y el mexicano Sebastián Pérez (Racing Point).

Como todo el fin de semana, Ferrari no pudo engranar en un circuito donde suele acaparar todos los focos: Sebastian Vettel abandonó a las primeras de cambio por problemas de frenos y Charles Leclerc sufrió un fuerte accidente en la Parabólica.

El inicio de la carrera marcó una dinámica previsible, con Hamilton dominando y alejándose del pelotón, en una pista que tiene tramos muy rápidos y otros de mucha muñeca para conducir.

Pero de repente, el caos se apoderó de la competencia, Hamilton y el italiano Antonio Giovinazzi entraron a boxes en un momento no autorizado.

El británico decidió hacer la parada de todas maneras, y los comisarios, luego de una investigación, decidieron sancionarlo con un pit stop de diez segundos.

Como había entrado el auto de seguridad por el choque de Leclerc, ese pase y siga para el británico lo mandó a la última posición, y en medio de esta situación salió la bandera roja, que relanzaba la competencia cuando se habían disputado 26 de las 53 vueltas.

Virtualmente, entonces, el primero en la competencia era Gasly, a quien se le presentaba una oportunidad inesperada para llegar a lo más alto por primera vez en su carrera.

El francés tuvo que aguantar ante la presión de todos aquellos que ahora, sin Hamilton al frente, veían la victoria más a su alcance.

El cierre tuvo a Gasly sin fisuras, a Sainz “apenas” pudiéndose acercar a un segundo de distancia, para desatar la locura de todo Alpha Tauri.

Fuente Noticias Argentina