“Ni las parejas, ni las casas, ni los hijes se hicieron para ser curtidos tanto tiempo me parece, es un montón”, aseguró Vero Lozano que al ciclo “#Quedate” Luis Bremer y Tatiana Schapiro por El Nueve.

 

vero

 

 

La conductora, pese a que trabaja todos los días para su ciclo “Corta por Lozano”, Telefe, aseguró que el vínculo con su familia tras 160 días de cuarentena obligatoria por coronavirus se desgasto. Aseguró que por momentos no soporta a su hija, Antonia de 11 años, o a su marido Corcho Rodríguez“Depende el día, Corcho es muy intenso empieza a cambiar los muebles de lugar, es perfeccionista, se pone intenso con las cosas. Y, con los Zoom (las videollamadas) y las cosas del colegio a Antonia”.

Pero, yendo a lo más profundo de la intimidad familiar lo que mató la pandemia fue la intimidad del matrimonio, que ya llevan doce años juntos. “Un montón de veces pensé en dejar a mi familia en medio de la pandemia. No es fácil vivir en cuarentena. El corcho es muy intenso”, afirmó y añadió: “La cuarentena me pinchó la libido. Nuestro promedio sexual es uno cada diez días. Ahora vivimos separados: cada uno duerme en su cuarto”.

Me acusaban que tenía Covid y me mandaron a dormir a otro cuarto”, dijo por sus salidas a trabajar: “Es una buena decisión post pandemia. Estoy con mi compu, veo las series que quiero ver, él ve lo que quiere ver. Creo que de esta pandemia se pueden sacar cosas interesantes”.