En ese sentido, SUPA no forma parte del gremio de la Federación Marítima y Portuaria de la República Argentina (Fempinra), la cual ya cerró su acuerdo salarial, por lo que llevaron a cabo un reclamo.

La protesta comenzó en las Terminales Río de la Plata, a cargo de los muelles 1, 2 y 3, y se extendió a APM Terminals, que tiene la concesión del espigón 4, y a Bactssa, que gerencia la terminal 5.

El Ministerio de Trabajo de la Nación trató de acercar a las partes con algunos ofrecimientos pero no tuvo éxito, mientras que la Administración General de Puertos radicó una denuncia penal contra los manifestantes por bloquear y protagonizar incidentes en el Puerto.

Con el objetivo de seguir operando, a las terminales intentaron ingresar por medio de lanchas trabajadores que no apoyaban la medida del SUPA, pero al ser vistos por los huelguistas no pudieron hacerlo, ya que les bloquearon el paso.

Fuente Noticias Argentina