“Lo que ocurrió el viernes y relativamente mejorado el sábado no fue bueno. Nosotros tenemos que construir ciudadanía, tenemos que ser capaces de transitar el espacio público de manera cuidada y cumpliendo la normativa. Esperemos que todo se vaya normalizando”, señaló Quirós, quien recordó que algo similar había ocurrido cuando las personas salieron a realizar ejercicios.

Asimismo, sostuvo que “no se puede gestionar la pandemia” del coronavirus “sin gestión social” al hacer una defensa de la habilitación de bares y locales gastronómicos a cielo abierto.

“La gestión social es ponernos de acuerdo en la ciudadanía en la forma de hacer las cosas lo más seguro posible”, precisó el funcionario porteño.

También, en conferencia de prensa, justificó la medida al explicar que se había detectado que el mayor foco de contagios eran las reuniones sociales a espacio cerrado, por lo que se intenta llevar esa realidad “al espacio público y al aire libre”, lo que consideró como un espacio seguro, al hacer frente a las críticas vertidas desde la Provincia y la Nación.

“Es muy importante entender que ya llevamos cinco meses de este esfuerzo colectivo y hay mucha gente que no acompaña los términos de la cuarentena original”, expresó el ministro de Salud porteño.

Quirós evitó entrar en polémica con su par bonaerense, Daniel Gollan, quien dejó entrever que se está jugando a la “ruleta rusa” con las aperturas en la Ciudad, al señalar que “el ministro tiene todo el derecho a opinar”.

No obstante, señaló que en la Ciudad “hace ocho semanas que está estabilizada la curva de casos” y dijo que hay una realidad similar en el “primer cordón del conurbano” bonaerense.

Por otro lado, consideró “correcta” la advertencia del presidente Alberto Fernández, que refirió a un “botón rojo” para endurecer los términos de la cuarentena, al señalar que “él y sus ministros ven la realidad de todo el país y hay crecimientos de casos en varias ciudades del interior, algo que pasó en esta región en mayo”.

En la Ciudad de Buenos Aires hay un total de 103.079 casos de Covid-19, con 31.703 altas institucionales y 2.548 fallecidos, lo que redunda en una letalidad del 2,5 por ciento.

Fuente Noticias Argentina