Tras más de cuatro años preso, el empresario saldrá de la cárcel de Ezeiza sin pagar la fianza que el mismo TOF 4 le había impuesto semanas atrás como condición para acceder al arresto domiciliario.

Este lunes por la mañana, la Cámara Federal de Casación Penal le otorgó el arresto domiciliario en una de las tres causas por lavado de dinero en la que es investigado, pero faltaba la autorización del Tribunal que lo enjuicia por las maniobras llevadas a cabo en la financiera SGI, conocida como “La Rosadita”.

Ahora, se podrá hacer efectiva la salida de Ezeiza de Báez, que está preso con prisión preventiva desde abril de 2016.

Fuente Noticias Argentina