“La gente está demostrando con sus cacerolas cuanto hartazgo tiene por la corrupción y cuanto más necesita una Justicia independiente que la condene”, señaló Luis Petri.

El mendocino expresó: “Lázaro Báez se va a su casa, junto a 4500 más que ya fueron liberados. El cajero de banco devenido en empresario de la construcción, tiene un patrimonio valuado en 2016 por más de U$S 200 millones, pero aseguró que no podía pagar la fianza y se lo concedieron”.

“Aunque la justicia no funcione, el repudio social nos demuestra que no se va a tolerar más estos actos de impunidad e injusticias”, señaló, por su parte, Daniel Salvador.

Fuente Noticias Argentina