“El pecado imperdonable de una revista francesa al insultar el santo rostro del profeta reveló una vez más el odio y la hostilidad de las instituciones políticas y culturales del mundo occidental contra el islam y la comunidad musulmana”, afirmó el ayatollah.

Lo que Khamenei criticó sobre todo fue la utilización por parte de algunos políticos franceses de “la excusa de la libertad de expresión para no condenar este gran crimen”.

Según el líder, “las profundas políticas antislámicas de los sionistas y los gobiernos arrogantes son la causa de tales movimientos hostiles”. Y consideró que la publicación de las caricaturas “podría ser una medida para distraer a las naciones y gobiernos de Asia occidental de los siniestros complots de Estados Unidos y el régimen sionista (Israel) contra la región”.

El líder iraní concluyó que “las naciones musulmanas, especialmente las de Asia occidental, deben mantener la vigilancia sobre los problemas de esta sensible región y nunca olvidar la hostilidad de los políticos y líderes occidentales hacia el islam”.

Charlie Hebdo volvió a publicar la semana pasada unas caricaturas del profeta Mahoma con motivo del inicio del juicio contra los yihadistas que atacaron la redacción del semanario en 2015, tras su primera publicación, y acabaron con la vida de 12 personas.

Fuente Noticias Argentina