“Nos imaginamos un verano, restrictivo, lleno de desafíos en el que todos entendemos la importancia de trabajar juntos, sin distinciones partidarias. Me imagino mucho control y mucho trabajo con la ciudadanía”, precisó Yeza en declaraciones al programa “Contrareloj”, que conduce Rodo Herrera por AM La990.

En ese sentido, explicó que será “una temporada en la que se tendrá que pensar el concepto de verano” y anticipó que no abrirán los boliches bailables.

“Si yo pongo un límite de 50 personas para una playa, pero yo llego y veo 100: ¿a qué 50 tengo que sacar? ¿Quién lo hace? Nadie tiene esa potestad”, detalló el intendente de Pinamar, uno de los principales centros turísticos veraniegos del país.

Además, remarcó que “los boliches no van a abrir”, por lo que estimó que “es probable que florezcan las fiestas clandestinas en hogares”.

“Hay cosas del protocolo que suenan bien al oído, pero después en la práctica es difícil de aplicar”, indicó Yeza, quien mantuvo una reunión con su comité de crisis, con el especialista Ricardo Teijeiro y un equipo de especialistas para pensar la estrategia hacia el verano.

FUENTE: NA/La990.

Fuente Noticias Argentina