Hace algunas semanas Ivana Nadal contó que pasaría por el quirófano para achicarse las lolas, esto revolucionó a sus millones de fanáticos. Pero también se supo que su novio Bruno Siri, la expareja de Nati Jota, la estaba cuidando. Pero la casualidad se dio debido a que la periodista se sometió a la misma intervención y el deportista fue quien ofició de enfermero.

La operación se dio y la influencer demostró su felicidad en las redes sociales. De hecho, posteó las primeras selfies tras haber pasado por la clínica. Se mostró luciendo una bombacha animal print y dos corpiños, especiales para el post operatorio.

“Ojitos encandilados por el sol, doble corpiño para cuidar a las bebés nuevas y muchas ganas de vivir”, expresó junto a la foto y deshabilitó los comentarios para evitar cualquier enfrentamiento entre sus fanáticos.