Una de las versiones sobre la causa del incendio es que habría sido iniciado por los migrantes que protestaban contra las restricciones impuestas por el coronavirus, aunque esa versión no está confirmada.

El campamento fue puesto en cuarentena la semana pasada después de que un migrante diera positivo en una prueba de coronavirus y actualmente hay 35 casos confirmados. La agencia de noticias griega ANA reportó que el incendio empezó después de que algunos de los 35 se rehusaron a ser aislados con sus familias, pero el hecho no está ratificado.

El gobernador de Lesbos, Aris Hatzikomninos, dijo que el campamento había quedado “completamente destruido”, mientras que el primer ministro de Grecia, Kyriakos Mitsotakis, convocó una reunión de emergencia hoy por la mañana. Por su parte, el secretario del Ministerio de Migraciones, Manos Logothetis, declaró: “El desastre en Moria es total”.

asi quedo (1).jpg

Así quedó el campamento.

Así quedó el campamento.

Médicos Sin Fronteras.

Un lugareño dijo que las llamas alcanzaron la mayor parte del campamento. “Ahora, con la primera luz del día, puedo ver que hay un par de carpas que sobrevivieron, están bien, pero el resto del campamento, por lo que puedo ver a la distancia, está quemado”, expresó Thanasis Voulgarakis.

Marco Sandrone, el coordinador del proyecto de Lesbos de Médicos Sin Fronteras (MSF), le dijo al Servicio Mundial de la BBC que es difícil saber qué fue lo que causó las llamas. “Es una bomba de tiempo que finalmente explotó”, afirmó, añadiendo que habían mantenido a las personas en “condiciones inhumanas” en el lugar durante años.

El campamento de Moria albergaba casi 13.000 personas, más de cuatro veces su capacidad oficial.

incendio 4.jpg

Algunos de los refugiados se vieron forzados a dormir a la intemperie.

Algunos de los refugiados se vieron forzados a dormir a la intemperie.

Médicos Sin Fronteras.

A su vez, un portavoz del gobierno le dijo al canal ERT de la televisión estatal que se está investigando la posibilidad de que fuera un incendio provocado y que se declararía el estado de emergencia en toda la isla.

Asimismo, trascendió que la policía bloqueó el paso a los migrantes que huían del incendio, evitando que se dirigieran a la aldea portuaria de Mytilene, por lo que algunos de los refugiados se vieron forzados a dormir a la intemperie. “Es una situación muy difícil, porque entre los que salieron hay personas que dieron positivo (por coronavirus)”, dijo el alcalde de la aldea a la radio local.

El grupo de apoyo para los refugiados Stand by Me Lesvos dijo haber escuchado de episodios en los que lugareños habrían atacando a los migrantes y evitado su paso.

El campamento de refugiados de Moria se encuentra al noreste de Mytilene, la capital de Lesbos. Fue construido para albergar 2.000 personas, pero pronto quedó pequeño ante la constante oleada de migrantes. También se erigió otro campo, el de Kara Tepe, para acoger a aquellos que no cabían en Moria, pero fue insuficiente.

Según InfoMigrants -una web de información sobre migración y refugiados- aproximadamente el 70% de los habitantes del campamento son de Afganistán, pero había migrantes de más de 70 países viviendo allí.

Grupos defensores de los derechos humanos han criticado repetidamente las terribles condiciones del sitio. En abril, Human Rights Watch afirmó que las autoridades griegas no habían hecho lo suficiente para lidiar con el “grave hacinamiento” del lugar, advirtiendo que no estaban preparados para un brote de coronavirus.

Fuente: BBC

Fuente Noticias Argentina