En ese marco, trascendió que este jueves podría haber un acuerdo en el marco de una propuesta planteada por el Gobierno provincial en torno al 30 por ciento de actualización de sus haberes.

Según pudo averiguar NA, en medio del tercer día seguido de protestas ya se habrían iniciado sumarios a efectivos de la Fuerza que tomaron parte en las manifestaciones por excesos en el reclamo salarial y de mejoras laborales.

Pese a la promesa de un inminente anuncio de una suba de haberes para los uniformados, se vivieron momentos de tensión en ambos epicentros de las protestas.

En La Matanza, un efectivo de la Policía Bonaerense permaneció unas dos horas trepado a una antena de comunicaciones a unos 20 metros de altura, desde donde amenazó con arrojarse al vacío por la falta de respuestas al reclamo, hasta que un compañero subió hasta el mismo lugar y convenció al agente de deponer esa actitud.

En tanto, en Olivos, donde una veintena de patrulleros rodearon la residencia presidencial, hubo corridas luego de que un hombre se acercara a cuestionar la medida de fuerza de los uniformados.

Ademas de estas dos protestas, efectivos de la Bonaerense se manifestaron en paralelo en distritos como Ituzaingó, Almirante Brown, Morón, Merlo, Quilmes, San Miguel, Azul, Malvinas Argentinas, Pilar y José C. Paz, La Plata, Avellaneda, Lomas de Zamora y Tres de Febrero.

También comenzaban a tomar cuerpo concentraciones de efectivos en municipios del interior provincial como Pinamar, Villa Gesell, Mar del Plata, Necochea, Junín, Bahía Blanca, San Nicolás, Olavarría, Pehuajó y Tres Arroyos, entre otros.

Trascendió que el gobierno de Axel Kicillof ofrecería una suba salarial del 30 por ciento en cuotas, pero oficialmente aún no se había conocido ninguna oferta, lo cual mantenía el malestar de los uniformados, que reclaman un 56% para el subescalafón comando y el subescalafón general y un 64% para el subescalafón administrativo, técnico y profesional.

El objetivo de los efectivos es equiparar sus ingresos a los que perciben los efectivos de la Policía de la Ciudad.

En la protesta en La Matanza, durante la tarde los efectivos hicieron llegar baños químicos, con lo cual no descartaban pasar la noche en el lugar a la espera del posible anuncio de acuerdo de este jueves, cuando el gobierno bonaerense realizará un acto para lanzar formalmente el Plan Integral de Seguridad.

Además de la cuestión estrictamente salarial, los policías de la provincia solicitan mejoras laborales, como cuestiones ligadas a los vales de comida, los uniformes y elementos de prevención para el contagio del Covid-19, ya que las fuerzas de seguridad son una de las actividades más afectadas en casos de coronavirus. También solicitan no ser sumariados ni recibir sanciones por haber activado estas protestas.

Fuente Noticias Argentina