El titular de la Dirección General de Recursos Humanos del Sistema Provincial de SaludFabio Andina, explicó que el mes de septiembre tuvo sus particularidades por la escalada de casos de Coronavirus en Tucumán que tuvieron lugar y que ante esto el organismo a su cargo gestionó y autorizó reemplazos, cambios de función y el ingreso de personal nuevo para dar respuesta a las necesidades de cada servicio.

El aumento en los casos de coronavirus, que vino de la mano con el inicio de la circulación comunitaria del virus en la provincia, generó algunas bajas temporarias del personal que estaba a cargo de la atención de estos cuadros y que se fue contagiando. Respecto a esto, Andina sostuvo que a la fecha alrededor de 600 agentes del sistema de salud contrajeron coronavirus en Tucumán, que 100 de ellos ya fueron dados de alta y que hay otro grupo grande que está próximo a recibir el alta también.

Con respecto al total de casos que hay en la provincia, el personal de salud contagiado representa proporcionalmente un 7,5%, en concordancia con los estándares mundiales y por debajo de los índices de otras provincias de Argentina y de países como España e Italia donde los números ascendieron a entre un 15 y un 20% de incidencia de la enfermedad en personal de salud”, detalló el directivo.

En ese sentido, Andina agregó que, particularmente en el Sistema de Salud durante el mes de septiembre, se analizaron dichos casos, se realizó la vigilancia epidemiológica correspondiente junto al equipo de Salud Ocupacional, se trabajó y trabaja para darles contención, avanzar con el tratamiento y solventar los reemplazos del personal en esos cargos que fueron quedando vacantes por periodos predeterminados.

Ese es uno de los roles más importantes que tiene la Dirección de Recursos Humanos. Esto no solo tiene que ver con el personal que está infectado, sino también con sus contactos estrechos que también se aíslan y se retiran a sus hogares de forma preventiva. En septiembre el Ministerio de Salud autorizó el reemplazo de 1.500 agentes y de forma adicional a esto tenemos 1.600 agentes nuevos desde el principio de la pandemia que todavía continúan desplegando tareas en los distintos servicios que brinda el sistema de salud, vinculados con Covid-19”, afirmó el jefe del área.

El reemplazo no solo cubre a personal con coronavirus, sino a contactos estrechos con aislamiento preventivo, personas con comorbilidades o con licencia epidemiológica por otros motivos y con licencia por enfermedad. El sistema cuenta con 17.000 agentes y desde que empezó la pandemia, mucho del trabajo se reperfiló para enfrentarse a la situación: 2.500 agentes cambiaron sus funciones para adaptarlas a las necesidades de la pandemia, tanto desde vigilancia epidemiológica, seguimiento telefónico, creación de las torres Covid-19 en el hospital Centro de Salud y de la sala crítica en el hospital Eva Perón, como la ampliación en el hospital Avellaneda y la de Concepción.

“Muchos médicos y enfermeros fueron asignados a otras tareas y muchos cambiaron sus funciones para enfrentarse a casos un poco más críticos de lo habitual. En este sentido, el sistema viene dando respuestas, tenemos a nuestro personal en condiciones, todas las áreas covid cubiertas con el personal necesario y se los puede reemplazar en este momento si lo requirieran. Estamos esperando la suba de casos para ver cómo continuarán aconteciendo las situaciones”, dijo Andina.

Finalmente el directivo agregó que debe enaltecerse la tarea de todos los médicos, enfermeros y trabajadores de la salud que están en la trinchera en las áreas críticas, quienes se encuentran haciendo un esfuerzo conmovedor por la sociedad.