Tras varios idas y vuelta en el Cantando 2020, Laurita Fernández decidió blanquear su reconciliación con Nicolás Cabré. La pareja había terminado su relación en plena cuarentena cuando un desperfecto en el departamento de la bailarina la obligó a convivir con el actor. Sin embargo, las cosas no siguieron el rumbo que ambos hubieran deseado y decidieron distanciarse. Al menos por un tiempo.

En las últimas horas, Laurita aprovechó su tiempo libre de domingo para dedicarse a la cocina y demostrar cómo fue que logro reconquistar el amor del intérprete, uno de los galanes más reconocidos de la República Argentina. ¿Cómo hizo? Con un postre. A través de las historias de su cuenta oficial de Instagram, ella mostró cómo decidió mimar a su pareja tras una intensa semana de trabajo.

Los novios, que llegaron a comprar una casa en Pilar donde se animan a convivir, están pasando mucho tiempo juntos. Desde su cocina, Fernández enseñó a sus seguidores a cómo preparar un apple crumble. Según ella, ese es el postre favorito de Nicolás Cabré y remarcó que la destreza a la hora de hacer ese delicioso plato fue lo que más lo acercó a la pareja.

laurita fernandez 1 ig

«Con esto me levanté a mi amor», expresó pícara la conductora junto a la tentadora foto de su postre. La posibilidad de una reconciliación siempre estuvo. Uno de los indicios de esta afirmación estuvo en el hecho de que Cabré jamás borró de su cuenta de Instagram las fotos junto a Laurita Fernández. Además, la conductora del Cantando contó cómo fue el vínculo durante el rompimiento. 

 «En realidad, estábamos hablando por otra cosa, pero hubo baches sin hablar. Pasamos por todos los estados”, reconoció la ahora conductora del Cantando 2020. En el certamen, que conduce en compañía de Ángel de Brito, la bailarina, que ya fue jurado del Bailando, está experimentando sus primeras horas como cabeza de un espectáculo de la magnitud de una megaproducción de LaFlia, la productora de Marcelo Tinelli.