Cada ceremonia de los Martín Fierro es todo un acontecimiento para los actores y conductores de televisión y para los televidentes. En más de una oportunidad se vio a los participantes llorar de emoción al recibir el premio que marca un reconocimiento por su labor a lo largo de una temporada entera. Sin embargo, el galardón otorgado por APTRA no parece tan importante para algunos, tal es el caso de Griselda Siciliani.

También hay cierto porcentaje del espectáculo que menosprecia el premio, lo recibe como un trámite y otros, como Jorge Rial, quienes piden directamente no ser nominados porque descreen de él. De hecho, el periodista se jacta de siempre anticiparse a quienes serán los ganadores de la noche el día en que los premios de APTRA se entregarán en una lujosa ceremonia. Este año será en noviembre y será transmitida por América.

Lo cierto es que Paulina, la hermana de Griselda Siciliani, se decidió a ayudarla con unos arreglos en su hogar. Al no encontrar las herramientas adecuadas para colocar bien una caja de luz, ella tomó un Martín Fierro y comenzó a usarlo como martillo. Sin tener en cuenta que necesitaba un destornillador para tal fin. La actriz filmó todo el acontecimiento y lo compartió en sus redes sociales.

A lo largo de su trayectoria, Griselda se hizo de tres Martín Fierro personales, más uno de oro por Farsantes. El primero le llegó en el 2006, cuando se consagró como actriz revelación por su papel en Sin códigos. En el 2014 como actriz protagonista de ficción diaria/telenovela, por su labor en Farsantes. Tres años más tarde volvió a subir al escenario, en esta ocasión por su trabajo en Educando a Nina.

Próximamente, Siciliani llegará a los cines de España el 30 de octubre con Sentimental. La película estará protagonizada por ella, Javier Cámara, Alberto San Juan y Belén Cuesta. La misma cuenta la historia de Julio (Cámara) y Ana (Siciliani), que están juntos hace más de 15 años. Una pareja que, después de tanto tiempo, no se mira ni se toca. Hasta que el personaje interpretado por la ex pareja de Adrián Suar invita a su casa a los vecinos del piso de arriba, Salva (San Juan) y Laura (Cuesta), y su vida da un giro inesperado.