Tanto los internos del penal de Villa Urquiza como sus familiares y el personal penitenciario viven momentos de preocupación ya que hoy se conoció el fallecimiento de Roberto Peña, quien estaba preso por una causa de narcotráfico.

Peña tenía 45 años y había contraído coronavirus dentro de la cárcel. Dos días atrás lo habían internado en el hospital Avellaneda con un cuadro agravado por sus comorbilidades (padecía hipertensión arterial y diabetes). A las 14 de hoy se informó su muerte.

Lee también   Estupor por un supuesto secuestro de un niño en Tucumán

“La noticia causó gran estupor y preocupación entre los internos, que hace seis meses que no ven a sus familiares por la pandemia”, comentó el abogado Manuel Pedernera, quien tiene a varios de sus clientes en el penal.

El letrado transmitió que los familiares piden a la Justicia y al Comité Operativo de Emergencia (COE) que intervengan “porque hay pacientes de riesgo sin los cuidados apropiados”.

Según Pedernera, tanto los internos como el personal que trabaja allí corren el riesgo de que haya una “subpandemia” en Villa Urquiza, con consecuencias graves. “Más allá de que están privados de la libertad, son seres humanos y merecen un tratamiento sanitario acorde”, alertó.

Lee también   El colmenar: le robó a su novia y su cuñado lo asesinó.

Roberto Peña cumplía una condena de 10 años, impartida en 2016 por el Juzgado Federal, por haber sido integrante de la banda narco liderada por Luis “El Gordo Vaca” Vega.