Carmen Barbieri atravesó momentos complicados este 2020. Tal como todos, sufrió las consecuencias de la pandemia de coronavirus. Pero además, debió afrontarla sin poder ver a su hijo, Fede Bal, a quien le habían diagnosticado cáncer de intestino. Si bien el actor pudo superarlo y ella entró al Cantando 2020, una serie de eventos desafortunados la terminaron dejando afuera del certamen para cuidar su salud.

Tras un tropezón durante un ensayo que le dejó una fuerte molestia en uno de sus tobillos, el herpes zóster, más conocido como culebrilla, la invadió. Todo eso empezó como una molestia en su boca, pero la misma rápidamente se fue ramificando hacia todo su rostro. A causa del dolor, prácticamente no podía hablar. Por lo cual, su lugar en el Cantando fue ocupado por Luisa Albinoni.

Con su reemplazante ya consagrada como una de las candidatas a ganar el certamen, Carmen Barbieri reapareció en televisión y habló sobre su estado de salud. “Es la primera vez que me muestro, ni me miraba en el espejo», le confesó a Los ángeles de la mañana este último lunes. «Estoy feliz del trabajo que hacen los médicos, porque me quedó una parálisis facial, me sonrió y todavía no tengo la cara de antes».

Así le había quedado el rostro a Carmen Barbieri tras la culebrilla.

«Me arreglaron la cara porque era un monstruo. Me explotó la cara, sentí que me piso un tren”, manifestó La Leona, tal como hace llamarse. “Yo decía que tenía parálisis en la lengua, porque no podía hablar. Después me explicaron que no, que era el labio y eso provocaba que la palabra no salga bien, me salía raro”, le contó a Ángel de Brito y al mismo tiempo, remarcó todas sus ganas de volver a trabajar.

“Yo le dije a mi coach del Cantando, a Hernán, que me probara y me dijo que no, que cantando es como los tartamudos, que cantando no tartamudean, en mi caso sería así”, aseguró. Por su parte, Luisa Albinoni la sigue descociendo durante sus presentaciones. Su voz y sus previas ya han enamorado al jurado y a las audiencias, que la tienen como una firme candidata al título.