Desde que comenzó a finales de junio, el Cantando 2020 ha ido sufriendo drásticos cambios en su formato para buscar darle más atractivo al producto. La productora LaFlia siente como inaceptable que el primetime de la televisión argentina sea dominado por Jesús, una novela brasileña que Telefe ha reciclado en tiempos de pandemia. Por lo cual, busca darle la vuelta de tuerca justa para que el certamen de canto funcione.

En la noche del martes, Ángel de Brito y Laurita Fernández ya habían anunciado que se vendrían grandes cambios para el certamen. La llegada del BAR sorprendió a los integrantes del jurado. Lo cierto es que el nuevo elemento que se suma al concurso de canto tiene la potestad de sumar o restar un punto a los participantes a partir de este último miércoles, en donde hicieron su flamante debut.

Lourdes Sánchez, Laura Fidalgo y Ánibal Pachano son las tres figuras del espectáculo que estarán al frente de quienes se encargarán de juzgar al jurado del Cantando 2020. Como era de esperarse, los cruces entre las partes no tardaron en llegar. Rápidamente, Sánchez le puso picante al asunto asegurando que el BAR venía a ponerle «un poco de sentido común a la pista». Inmediatamente, Moria Casán reaccionó.

«La señorita Lourdes Sánchez dijo que iba a traer pimienta. Mira tú, esta va a terminar siendo la dueña de todo esto, eh. Es una vampira, se agarró todo, cuidado», dijo La One, haciendo referencia a la relación de la bailarina con el Chato Prada, famoso productor. «Nacha y yo somos el gerontojurado. Me parece casi una falta de respeto que hayas dicho que nos falta pimienta», agregó.

Lourdes se defendió alegando no se había referido a ningún miembro en particular, pero entonces le salió al cruce Nacha Guevara. «No te preocupes, Lourdes, ya vas a envejecer», arremetió la experimentada actriz que está a punto de cumplir 80 años. «No tengo ningún rollo con mi edad, me encanta decirla. Amo crecer», se defendió la conductora de La previa del Cantando. «Dale un tiempito nomás y vas a ver», advirtió la jurado.